Turismo del Campo de Gibraltar

  • El Campo de Gibraltar

    En Fitur 2018
  • San Roque

    Vive tu pasión por el golf en la costa mediterránea
  • La Línea de la Concepción

    Diviértete en una ciudad alegre con sabor a mar
  • Los Barrios

    Decubre los caprichos de la naturaleza en el Parque Natural de Los Alcornocales
  • Tarifa

    El paraiso gaditano que no te puedes perder...
  • El Castillo de Castellar de la Frontera

    Tu oportunidad para desconectar del mundo...
  • En Jimena de la Frontera

    Disfrutarás del encanto de un pueblo blanco andaluz
  • Algeciras, entre dos aguas

    Conoce los paisajes que inspiraron a Paco de Lucía

Flamenco en el Campo de Gibraltar

flamenco en el Campo de Gibraltar

Esta comarca es singular, por ser fronteriza, por su situación geográfica estratégica y por haber sido un cruce de caminos y encuentro de culturas.

 

Durante un amplio periodo del pasado siglo fue un lugar importante para que el arte flamenco permaneciera con vida y sus profesionales pudieran ganar justos salarios por sus actuaciones.

 

El flamenco en este rincón andaluz, era una actividad cotidiana pues pasaban cada año miles y miles de ciudadanos, que llegaban a ella, buscando esparcimientos, encontrándose con amplio abanico de espectáculos y lugares de diversión que ofrecían el cante, el baile o la guitarra flamenca. Estos ciudadanos procedentes de cualquier rincón del planeta tierra, tuvieron la oportunidad de conocer por primera vez la cultura flamenca.

 

El Campo de Gibraltar es zona flamenca por excelencia, y así lo avalan artistas de la talla de Corruco de Algeciras, que revolucionó el fandango en la primera mitad del siglo XX; o El Brillantina, uno de los flamencos más graciosos de la historia que definen un lugar, un territorio. La familia de Manuel Torre, muy relacionada con Los Barrios. La saga de los Chaquetas de La Línea de la Concepción. Flores el Gaditano, de Algeciras, con el Trío de los Gaditanos con el padre de la Pantoja, el Chiquetete viejo y el padre de Manuel Molina. Juanito Maravillas, también fue uno de los valores de la zona. Tío Mollino uno de los cantaores más rotundos y mágicos. O Adela de San Roque, con las familias Flores, Montoyas, Canelas…

 

Podemos asegurar que sin la existencia de esta comarca, y más concretamente desde la posguerra civil de 1936 y hasta el cierre de la frontera 1969, el arte flamenco hubiera perdido numerosos artistas que pasaron a ser de renombre. El Campo de Gibraltar, les entrego respeto, escenarios para que expusieran su arte y sustento para que no abandonaran sus esperanzas de vivir del flamenco.

 

Otros nombres que se recuerdan de esa época flamenca, destacan: Chato Méndez, Brillantina, Imperio de Granada, Dominguillo, Juan Mesa, Ricardo Vélez, Juan Montoya, Diego Montoya, La Gitana de Bronce, Quino Román, El Sheriff, El Mono, Miguel Comprende, Antonio Mejías, Manuel Montoya, La Paca, Manolo Blanco, Pansequito, Tío Frasco, El Terry, El Pinto, Rafael Pareja, Tío Fideito,….

 

Estos artistas eran contratados también en Gibraltar, poniendo de manifiesto que la frontera entre ésta población y el Campo de Gibraltar se diluía si tomamos como referencia a la industria del espectáculo, y en particular el espectáculo flamenco.

 

Entre los artistas de renombre que solían residir en el Campo de Gibraltar, una parte importante de cada año, destacaban: Antonio Mairena, Manolo Caracol, Pepe Pinto, Vallejo, La Niña de los Peines, Marchena, Valderrama, La Niña de la Puebla, Miguel Reyes, Concha Piquer, Lola Flores, Juanito Maravilla, Estrellita Castro, Marifé de Triana..

 

Desgraciadamente, a partir de los años 70 del siglo pasado y coincidiendo con el cierre de la frontera de Gibraltar, se inicia una nueva época, en lo laboral, social y económico. Se cierran por falta de público, numerosos locales y comienzan a marchar para buscar sus salarios a otras tierras, especialmente Madrid, los profesionales del flamenco que se habían instalado en esta comarca y se habían marcado su lugar de residencia.

 

La comarca del Campo de Gibraltar con el cambio de ciclo, centra sus actividades flamencas en la puesta en marcha de festivales y colmados de nueva creación donde al turismo comarcal, aficionados procedentes de las provincias de Cádiz, Málaga, Sevilla y una buena parte del turismo de Costa del Sol, encontraban la genuina cultura flamenca.

 

Estos nuevos caminos de negocios tuvieron que competir con los centros turísticos flamencos abierto en la Costa del Sol, como fue la “Pagoda Gitana”, establecimiento creado y regentado por un sanroqueño afincado en La Línea de la Concepción: Roque Montoya “Jarrito”.

 

Entre las nuevas maquetas de espectáculos flamencos, entre 1972 hasta 1981, destacaba especialmente los festivales de verano. Por estos renombrados festivales de verano pasaron los cantaores, bailaores y guitarristas más destacados de aquellos años, de la talla de: Camarón de la Isla, Fosforito, Juanito Villar, Turronero, Bambino, Pansequito, La Susy, El Cabrero, La Familia Montoya, Manuela Carrasco, David Morales, Cepero, Paco de Lucia, Juan Montoya, Enrique Melchor, Quino Román…

 

En estos primeros años del siglo XXI, y con las raíces expuestas, toca abrir nuevos foros flamencos para que siga el esplendor de antaño en la cultura más importante de Andalucía, el Flamenco, aún más siendo lugar de nacimiento Algeciras, del más grande de la guitarra Francisco Sánchez Gómez “Paco de Lucía” y lugar donde estableció su residencia José Monge Cruz “Camarón de la Isla”, La Línea de la Concepción, hijo adoptivo de la misma.

 

Texto: Enrique Morales Ramírez, Presidente de la Peña Flamenca Cultural de La Línea de la Concepción